miércoles, 17 de diciembre de 2014

SE INAUGURÓ LA CASA DE LA HISTORIA Y LA CULTURA DEL BICENTENARIO EN BALCARCE

Desde la deliberada destrucción del Centro Cultural que tenía Balcarce en la época del Proceso, el cual fomentaba las diversas (si no todas) disciplinas artísticas; la cultura, como sede, como espacio, anduvo errante de un lado hacia otro. Hoy nos enorgullece, como personas, como Balcarceños y como grupo la inauguración de esta casa de la cultura tan importante y necesaria para el pueblo. Sabemos que es un trabajo que se vino haciendo desde que se recuperó la democracia, y todos pueden dar buena cuenta de su paternidad, tanto en la concreción como en el proyecto, sin desmerecer a esta gestión municipal su valioso aporte en la realización definitiva. Esperamos que en ella, no sólo se den citas las variadas disciplinas que componen esta tan particular rama de la expresión humana llamada Arte, sino también se tenga en cuenta la pluralidad de ideas y expresiones que éste genera. FELICITACIONES A TODOS.


















sábado, 13 de diciembre de 2014

La poesía como Ars Vera

La poesía en sí un don contradictorio;
un fruto que se nutre de los ríos clandestinos
que recorren el suelo del desierto.

No es un fruto creado para alimentar el alma
sino para vaciarla,
y haciéndola extranjera de sí misma
llenarla del olvido necesario
para convencer a cualquier hombre
de que él es el escritor de la poesía.

Al amor... Por Ezequiel Feito

Al amor le basta un enamorado.
Uno.
Uno solo
que beba el agua y la sangre del amado,
que beba ávidamente de la fuente
escondida en el espejo más sagrado.
Uno,
uno solo
que pueda beber sin ser saciado.

La viajera Por Ana María Broglio

En esa maravilla
de que los ojos miren
y se anhelen las bocas.
En la grandeza
de la insignificancia,
en la línea sutil.
En lo no revelado
en la constancia del amigo,
en la palabra
que nunca nos dijimos
habiéndolo deseado.
En la certeza,
en la sin razón del sentimiento.
En el ser
el verdadero ser que se es.
En la herida irreparable
de la ausencia.
En el desencajado malhumor,
en las uvas doradas,
en el leño que arde:
navega la viajera
la siempre eternidad.

Los sueños... Por Emily Dickinson

Los sueños son el sutil don
que nos vuelve ricos por una hora
luego nos arrojan pobres.

Afuera de la púrpura puerta
En el precinto frío
Anterior antes poseído.

No hay amor sin arrebato del corazón Por Rafael Serrano Ruiz

Le gustaría saber cómo olvidarte,
renunciar a pensarte,
pues el amor el corazón le arrebata
y así, de esta manera, dejar descansar
su corazón doliente.

Le gustaría un instante no soñarte,
dejar la mente en blanco,
sabiendo que de nuevo,
el dolor de tu ausencia morderá
cruelmente sus entrañas.

Le gustaría no saber de tu existencia,
olvidar el sabor de tus besos,
el dulzor de tus caricias
y el arrullo de tu voz…

encontrando así la calma.

Mientras discutes Por Ezequiel Feito

Mientras discutes
los pájaros arrebatan las semillas del camino
y los hombres enflaquecen hasta convertirse
en estatuas de sal viviente.

Mientras tu dios se pelea con el de tu prójimo
en los hombres se abaten las hijas del canto
y es un mal sueño ese sol barato
que se transforma en roja espuma.

¿Quién triunfará? Las palabras
ávidas como gordos moscardones
se transforman en avispas
o serpientes de fuego.

A tu lado pasan huérfanos y viudas,
ciegos y leprosos
hacia el Reino.
Las prostitutas vomitan el vino en tus vestidos
y los publicanos se adornan con coronas relucientes.

Y tú, hombre pequeño, aún sigues lleno de palabras
dentro del fuego.