sábado, 22 de noviembre de 2014

LOS ARGENTINOS HAN PENSADO Y PIENSAN (Selección de Álvaro Yunque)

- Seríamos mejores si consideráramos que nuestro presente será algún día nuestro recuerdo.
Enrique Banchs

- Beneficencia: Daré un hueso al perro que no me muerda.
Manuel Libenson
- La nostalgia es un cuarto donde habita el insomnio.
Raúl González Tuñón

- Algunos opinan que en la poesía no deben intervenir elementos didácticos; otros han prohibido los elementos filosóficos, políticos, raciales, científicos; otros los valores musicales, ritmo y rima. Sería bueno escribir un poema "purificado" según todas esas recomendaciones; no quedaría nada.
Ernesto Sábato

- Cuando la libertad de un ciudadano es agredida impunemente, la libertad de la sociedad se halla amenazada.
Nicasio Oroño

- Los hombres en general juzgan de lo pasado según la verdadera justicia y de lo presente según sus intereses.
José de San Martín

-De la educación de las mujeres depende en gran parte la suerte de los estados; la civilización se detiene a las puertas del hogar doméstico cuando las mujeres no están preparadas a recibirla. Las costumbres y las preocupaciones se perpetúan en ellas, y jamás podrán alterar la manera de ser de un pueblo, sin cambiar antes las ideas y los hábitos de vida de las mujeres.
Domingo Faustino Sarmiento

- Todos los grandes errores han encontrado grandes hombres que los apoyan.
Florencio Varela

- El hombre solamente progresa porque duda.
Deodoro Roca

- Donde no hay libertad no existe patria.
Esteban Echeverría 

- Plantea cualquier asunto a un erudito que no sea más que erudito y os dirá como pensaban o Aristóteles o Platón o Descartes o Kant, según el caso; pero no os dirá su opinión personal, pues no la tiene.
José Fernández Coria 

- Si queréis aprender cosas nuevas, leed libros viejos.
Carlos Guido Spano 

- Olvidarse de sí mismo es el primer mandamiento para toda felicidad.
Emilio Becher

- No tienen los pueblos mayor enemigo de su libertad que las preocupaciones adquiridas en su esclavitud.
Mariano Moreno  

- Disfrutar de la cultura como de un privilegio, envilece tanto como disfrutar del oro.
Aníbal Ponce

- El primer deber del hombre es no quitar la ilusión ajena.
Celso Tíndaro 

ENDECHA A UN ADOQUÍN Por Álvaro Yunque

Noble adoquín: Cuán miserable
Con vos compórtase el destino
Que, a ser pisado te condena
En una calle cuando, ungido
Estar podríais por la fama.
¡Sobre los hombros de un ministro!

LA VIDA, AHÍ FUERA Por Gabriel Celaya

Esa vida que no es mía y me rodea,
el misterio de la muerte, lo que llamamos la muerte
y el misterio de la vida siempre abierta,
lo que llamamos la vida
en el árbol, en las nubes y en el agua,
y en el viento y en el mundo que es quien es sin ser humano,
y en la inmensa transparencia que no se dice, se muestra
en eso que busqué tanto y ahora encuentro regresando:
La infancia, quizá, la infancia, nuestro final seguro,
nuestro cuento, nuestro canto, nuestra mágica conciencia:
El total de lo sin fin y de la vida abierta.

(De "Poemas órficos", 1978)

CAPRICHO LUNAR Por CARLOS IBARRA GRASSO

Canciones de plata ritmaba la luna
por sobre la fuente de noche otoñal,
y sobre la fronda fantástica y bruna
fingiendo los seres de un cuento ideal.

La bella, embriagada de rayos de plata,
 miraba en los cielos la blanca vestal,
y luego en la fuente que el astro retrata
miraba ese cuadro de viejo misal.

Al fin, en su seno de raros antojos,
extrañas nostalgias  sintió florecer,
extrañas nostalgias, que en labios muy rojos
creciendo veloces son flores de arder.

"Servime en mi copa de múrrino encanto
ese astro que vemos, tan blanco, flotar;
servime en mi copa, con néctar de llanto,
que bebo si el alma me quiero embriagar".

"Bébelo en la fuente, - le dijo el poeta-,
allí donde boga cual pez de ilusión,
brindando joyeles de dicha secreta
ó lágrimas tiernas de amante ficción:

Acerca tus labios a la onda azulada,
con venas de plata de luz irreal,
besando la blanca vestal reflejada
con labios fervientes de rojo coral".

Y luego volviendo con raro embeleso,
y el labio temblante por sorda emoción;
le dijo, "es muy frío, muy triste ese beso
que damos a toda fingida visión".

Mis versos Por Ana María Broglio

¿Adónde irán mis versos cuando muera?
¿Los llevaré conmigo entre los huesos?
¿Dormirán en mis labios y en mis besos...
al fin, entre la sombra y mi quimera?

¿Adónde irán mis versos cuando muera?
¿Tal vez han de quedarse como impresos
a hostiles territorios inconfesos
o viajarán prendidos a mi vera?

¿Adónde irán mis versos? Si eligiera,
ceniza habrán de ser, grano en la arena.
Pasada esta entelequia transitoria,

ya que nunca sabrán lo que es la gloria,
se pierdan en la mar azul serena
ínfimos y pretéritos quisiera.

AMANTE Por María Itza

Mi cuerpo no es mi cuerpo si tu mano lo toca,
Si tus ojos horadan mis pensamientos todos
Soy guitarra, soy arpa que repite tu toque,
Soy mujer y paloma si tu abrazo me ampara.
Te siento como un río que recorre mi cauce…
Te hundes en mí igual que una caricia…
Mi centro de mujer se estremece y se calla
Porque bebe en silencio de tu copa colmada

Te vas por mis espacios ocultos y secretos
Y dibujas tu estela de poeta…. y tu nombre
Es caricia en el alma y en el cuerpo es un beso
Sabes lo que me gusta oír y me lo rezas
Al oído del alma donde están tus palabras
Que despiertan anhelos antiguos, olvidados
Te atas con el hilo de mi vida , en mi cuerpo
Donde estarás atado hasta que lo decidas.

martes, 11 de noviembre de 2014

Concurso Literario “Llegó la hora de escribir un cuento” “EL PAJARITO SIMON” - Por pequeños escritores segundo ciclo escuela Especial Nº 502

            Había una vez un pajarito llamado Simón que se escondía en el bosque buscando la casa de una familia para vivir.
            Entonces apareció el hada Sonrisa y con la varita hizo magia y convirtió al pajarito en sapo.
            Entonces llegó el rey con su espada y luchó con el hada para salvar al pajarito, pero el hada convirtió al rey en gato.
            Vino la reina para tocar la flauta y que se vaya el hada , olvidándose  la varita mágica.

            La reina tomó la varita mágica y los convirtió al sapo en pajarito y al gato en rey. Y se fueron felices al castillo y colorín colorado , este cuento ha terminado.